“Yo, Robot” y el Cristianismo de Hoy | (Paradoja)

 

Quienes tenemos más de 20 años (sí, sé que tengo 30, pero recuerden que 30>20) tal vez recordemos la película protagonizada por Will Smith, basada en el libro de Isaac Asimov, Yo Robot. Hablando únicamente de la película, quisiera resumirla o recordarla a grandes rasgos. La humanidad está en un futuro retirado, en el cual, son asistidos por robots, regidos por ciertas leyes de lógica que aseguran (por medio de sentencias) que no vayan a dañar a humano alguno. Después del Asesinato del Creador de las 3 leyes (cof, cof, no coincidence) por parte de uno de sus criaturas, se comienza una serie de investigaciones, en medio de teorías, y dificultades, hasta el punto que cierta serie nuevas de robots e levantan en revolución contra los humanos. Dichos robots, son controlados (según se deduce casi al final) por la computadora principal, programada para obedecer las 3 leyes. Recordemos que estas 3 leyes aseguraban la integridad y el bien de los hombres, siendo éstas:

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Parece obvio y lógico que todo estaría bien, ¿no es así? Sin embargo, siendo V.i.c.k.i. una súper computadora, después de muchos cálculos, llegó a la conclusión de que, con el fin de que dichas leyes se cumplan, era necesaria “romperlas” en cierto modo. Su plan era levantar una revolución en la cual los humanos serían esclavizados (otros, muertos), pero la finalidad de esto, era el bien de la humanidad, esto es, salvarlos de sí mismos y del daño que pudieran causarse. Esto, porque, según ella, los humanos nos hemos hecho más daño entre nosotros, que lo que podrían causarnos los robots. Suena lógico, ¿no? Para salvar a los humanos, hay que esclavizarlos y asesinar algunos.

Romper las leyes, para cumplirlas, una menuda falacia que se cumple en el día a día. ¿No nos hemos dado cuenta? Está en nuestras narices todo el tiempo. Siempre hay polos opuestos en las situaciones de la vida. Para dolor nuestro, en el contexto cristiano, la excepción no existe. Tenemos polos para todo, alabanza, predicación, doctrina, forma de vivir, etc. Sin embargo,  en ésta ocasión quisiera referir a uno de ellos: nuestra expresión, de vida, y palabras.

Si centramos nuestra mirada, y vemos a grandes razgos la paradoja que ésta mente robótica ideó, no consiste en otra cosa, sino en violentar aquello que se jura proteger, con el fin de llevarlo a cumplimiento. Suena extraño, mucho, pero es lo que hizo V.i.k.i. Está una ley, y el objeto(en quien se aplica) y objetivo (lo que se espera) de la Ley. La computadora calculó que para lograr el objetivo, habría que violentar la ley, sacrificando al objeto. El objetivo, es cuidar al objeto, en éste caso, la humanidad.

Ahora, en el mundo real, tenemos una Ley, La Biblia, y la Biblia, tiene un porqué, y Jesús incluso enseña que muchas cosas de la Ley tienen un razón por motivo del hombre y de salvaguardarlo. Y ahora, les presento, a las súper-computadoras:

En estos tiempos, nunca  faltan los paladines que abanderan la Verdad como Estandarte, y la Biblia como Arma. Toman “oráculos” de profeta, y comienzan a castigar, azotar, golpear, martillar, y casi a acribillar a los demás, con el fin de proclamar la Verdad de La Palabra de Dios. Páginas con Memes y demás, aluden a ser escuderos y defensores de la verdad, valiéndose de hostilidad para proclamarla. “¿Quieres que te hable bonito?” dicen ellos, “Pues La Palabra de Dios no es algo para endulzarte el oído”.

A través de un sarcasmo nocivo (porque el sarcasmo, es una herramienta retórica y literaria, usada incluso en la Biblia) y de hostilidad, hacen mofa de quienes no compaginan con ellos, humillando el desconocimiento de algunos, aludiendo a la Imagen del Mesías atacando a los Fariseos.

“Pero… ¿qué rayos tiene que ver eso con ‘Yo, Robot’ mundano?” tal vez estés pensando. Verán, es muy sencillo. La Biblia está llena de ejemplos acerca de cómo debemos comportarnos, hablar, pensar, vivir, vestir (contextualmente), etc. Sin embargo, de una manera un poco hipócrita (perdón si es que suena fuerte) tendemos a decir “No es por obras de la Ley Mosaica, es por gracia en Jesús”  cuando se cuestiona algo reprensible en su manera de vivir, y sin embargo, usan el “siempre confiable” comodín de profeta  a la hora de hablar: “Los profetas del AT hablaban más fuerte”.

Vemos a cantidad de paladines de la justicia de Dios hablando desmesurada y desconsideradamente a los demás, que, para ser sinceros, difícilmente encontraríamos con que son creyentes en su forma de hablar. Sí, todos pecamos con nuestra boca, sin embargo, somos mandados por La Escritura a sujetar nuestra lengua, y hablar de una manera correcta. Pablo dice a los Colosenses:

Que su conversación sea siempre con gracia, sazonada como con sal, para que sepan cómo deben responder a cada persona. (Colosenses 4:6)

No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala (corrompida), sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidaddel momento, para que imparta gracia a los que escuchan. (Efesios 4:29)

El siervo del Señor no debe ser rencilloso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido.  Debe reprender tiernamente a los que se oponen, por si acaso Dios les da el arrepentimiento que conduce al pleno conocimiento de la verdad, y volviendo en sí, escapen del lazo del diablo, habiendo estado cautivos de él para hacer su voluntad. (2 Timoteo 2:24-26)

En conclusión, sean todos de un mismo sentir (tengan todos armonía), compasivos, fraternales, misericordiosos, y de espíritu humilde;  no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fueron llamados con el propósito de heredar bendición.  Porque,

“El que desea la vida, amar y ver días buenos,
refrene su lengua del mal y sus labios no hablen engaño.
Apártese del mal y haga el bien;
busque la paz y sigala.
 Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
y Sus oidos atentos a sus oraciones;
pero el rostro del Señor esta contra los que hacen el mal.” (1 Pedro 3:8-11)

¿Lo entendemos? ¿Nos es posible ver?

Es que, lo que en sí está sucediendo, es que En El Nombre de la Verdad de Dios, se escudan de ésta virtud, para valerse de la Hostilidad. En éste caso, la paradoja se aplica en que, con el fin de poder defender La Palabra de Dios, tienen que violarla en los aspectos en que La Palabra nos enseña cómo debemos de hablar. Con el fin de evitar herejías, debemos de ser hostiles y en ocasiones, petulantes con nuestro prójimo. Expresiones como “Así es mi manera de ser, si no te gusta, lo lamento mucho”, “Ésta página es así, si te lastimé, puedes dejar de seguirla e ir a lloriquear a otro lugar”, no glorifica en nada al Señor, y más bien muestra soberbia en el modo de responder. ¿Acaso significa que con el Fin de Defender la Verdad, Vamos a denigrar la Imagen de Jesús, y hacer todo lo contrario a lo que nos dijo Jesús y los apóstoles que hicieran? ¿Acaso creemos que todo lo que sale de nosotros, es dirigido por El Espíritu Santo de modo que al quebrantar la Escritura, Dios se estará glorificando?

 

Los días son difíciles, y el modus operandi del mundo, junto con su posmodernismo híper sensible, entra en la iglesia y alcanza a los jóvenes por causa de su entorno de vida, sin embargo, eso no es excusa alguna para que creamos que todo aquello que nos falta crucificar en nuestro carácter, sea honroso delante del Señor. ¿Cómo es posible que un verdadero creyente denigre a alguien más llamándole “Basura”, “Perro inmundo”, entre otras expresiones más? Pensemos: ¿Está La Palabra del Señor y El Espíritu Santo dirigiendo nuestras Palabras? Olvidémonos de los excesos místicos, y de la hipersensibilidad de muchos, y seamos serios… ¿estamos siendo dirigidos por Dios en la manera de conducirnos? ¿Estamos sirviendo al Señor y al prójimo en esto que hacemos? ¿Hemos doblado nuestras rodillas incansablemente rogando por aquellos que no creen, o que viven en el error, o cuyos corazones no se han rendido ante La Verdad, o incluso llegado al “mismo nivel” (pff… si es que hay alguno) que tenemos?

¿Cómo puede ser posible que glorifiquemos al Señor, si nos valemos de los excesos que la misma Biblia nos prohíbe, con el fin de combatir otros males? ¿No fueron acaso los radicales Hijos del Trueno Reprendidos por El Maestro cuando querían hacer arder a los impenitentes?

Ésta generación, sufre de una alta vulnerabilidad a la crítica, personajes, youtubers, cantantes, líderes juveniles, íconos, lo que sea. Los jóvenes están poniendo la mirada (de todas las alas, reformados y no reformados) en muchos, y un carácter débil se apodera de ellos, volviéndolos enemigos incluso de una crítica constructiva. Sin embargo, los excesos o incluso el polo opuesto, nunca va a ser la opción saludable a esto. La Palabra del Señor, y El Amor del Señor, mostrado en hecho y en verdad, será quien triunfe. El obedecer Al Señor y la Obra del Espíritu, será siempre nuestro mejor aliado en medio de estas dificultades posmodernas.

Pero mientras ésta generación comienza a formar un carácter firme y Bíblico, no caigamos entonces hermanos, en la paradoja de Asimov, o mejor dicho, de V.i.k.i, que, buscando defender algo, terminemos haciendo un mal o quebrantando, aquello que queremos proteger.

Al final, debemos buscar ser más como Jesús, y menos como nosotros.

Si Dios nos permite, también hablaremos en su momento, del polo opuesto,  los creyentes de Porcelana.

Mientras tanto, compartan esto si les fue de bendición, comenten, critiquen, etc. ¡Beban café! Y oren por su servidor y los recursos que necesitamos para seguir adelante.

La Gracia sea con ustedes

Author: Luis Huerta

13 thoughts on ““Yo, Robot” y el Cristianismo de Hoy | (Paradoja)

    1. Gloria a Dios hermano. Por cierto, en éstos días subo la reseña de tu libro. Y con el favor de Dios, lo leo prontamente para dedicar un vídeo. La Paz contigo, éste escrito tiene influencia Ostiana!

  1. SALUDOS MUY FRATERNOS DESDE CHILE, GRACIAS POR SABER DE USTEDES, ESPERANDO PODER TENER CONTACTO CON USTEDES, SERA POSIBLE Y COMPARTIR MAS DE DIOS Y SU PALABRA, BENDICIONES A TODOS.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *